Elementos minerales y salud

Nuestra salud depende en gran medida de la salud de nuestras células. El cuerpo humano de una persona adulta se compone de 100.000 millones de células. Cada una de ellas es un centro de energía en el que se desarrollan infinidad de procesos físico-químicos.

Los elementos minerales son indispensables para llevar a cabo estas reacciones bioquímicas necesarias para nuestra salud.

Algunos de los elementos considerados esenciales están presentes en el organismo en gran cantidad como el calcio, el potasio, el magnesio… otros (los oligoelementos) en pequeña cantidad como el cromo, el selenio, el azufre... Todos son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Ficha de elementos minerales y salud

También existen los elementos considerados tóxicos que pueden interferir negativamente en el organismo como el plomo, el mercurio, el aluminio, el cadmio, el níquel, etc.

Los síntomas descritos a continuación pueden estar relacionados con un desequilibrio en los elementos minerales, tanto esenciales como tóxicos: debilidad, desánimo, depresión, cansancio físico, dificultad de concentración, hiperactividad, autismo, palidez de la piel, somnolencia, insomnio, estreñimiento, pérdida o exceso de apetito, infertilidad, impotencia, palpitaciones, nerviosismo, hipertensión, alergias, retraso en el crecimiento, uñas débiles, piel seca, quemazón en la lengua, estrés, migrañas, fibromialgia, dolor en las articulaciones, acné, predisposición a bronquitis, otitis, anginas o herpes, eczemas, artrosis, reumatismo, colesterolemia, diabetes, ictericia, etc.

Si respondes si a dos o más preguntas de este sencillo cuestionario, deberías plantearte un análisis de elementos minerales:

  • ¿Padeces alguno de los síntomas descritos en el párrafo anterior?
  • ¿Haces deporte de esfuerzo?
  • ¿Tomas complementos alimentarios?
  • ¿Tienes más de 50 años?
  • ¿Tienes malos hábitos alimenticios?
  • ¿Sigues una dieta de adelgazamiento?
  • ¿Vives en un medio urbano?

Existen diferentes opciones a la hora de valorar un desequilibrio en los elementos minerales de nuestro organismo: mineralograma en cabello, en orina o en heces. A continuación se describen las principales características de cada uno de ellos.

Elementos minerales tóxicos

Existen ciertos elementos minerales que ejercen un efecto tóxico sobre nuestro organismo y que, desgraciadamente, están presentes en el ambiente que nos rodea a diario: agua, alimentos, atmósfera, vacunas, utensilios de uso común, etc.

Los elementos minerales tóxicos afectan gravemente a funciones vitales de la célula condicionando su supervivencia. Las biomoléculas más afectadas por los metales son las proteínas con actividad enzimática por lo que su patología es multisistema. Los principales sistemas afectados son el gastrointestinal, neurológico central y periférico, hemático y renal.

Las intoxicaciones agudas por metales son poco frecuentes. Son más habituales las exposiciones a dosis bajas a largo plazo procedentes del contacto prolongado con un determinado metal.

Una amplia variedad de cuadros clínicos se pueden presentar asociados a la toxicidad por metales pesados: temblores, irritabilidad, timidez excesiva, nerviosismo, insomnio, pérdida de audición, alucinaciones, dolores de cabeza, pérdida de memoria, defectos del campo visual, hostilidad, depresión, ansiedad, inestabilidad al caminar, disminución de la coordinación de la mano, hormigueo en manos y pies, deficiencias inmunológicas que contribuyen a una deficiente capacidad para combatir ciertas infecciones o al desequilibrio de la flora natural y beneficiosa para nuestra salud.

Recomendamos la solicitud de una cita previa

Volver a servicios

HORARIO DE ATENCIÓN AL PÚBLICO

De lunes a jueves de 8.30h a 14.00h y de 16.00h a 18.30h

Viernes de 8.30h a 15.00h. Sábados de 9.30h a 12.00h

Horario de verano (del 15 de junio al 17 de septiembre):

De lunes a viernes de 8:30 a 14:30. Sábados de 9:30 a 12:00.